miércoles, 22 de enero de 2014

El Partidazo según Luis Garrido

Este artículo está más de actualidad que nunca... pero no por lo que pensáis fieles seguidores hockisticos, sino porque este fin de semana se enfrentaron en Bilbao el Jolaseta de Luis Garrido y el Dominicos. En el fondo para Luis era algo más que tres puntos que le podían ayudar en su objetivo y es que la rivalidad viene de lejos... en el fondo, en Bilbao, este fin de semana, se jugó otro partido de rivalidad entre vigueses y coruñeses. Muchas gracias por este Stickazo del recuerdo tan maravilloso, Luis. Un placer contar con tu colaboración y... ¡¡¡feliz cumpleaños!!!

¿Quién ganó la liga Junior de la temporada 93/94?


Si preguntas en Portugal te dirán que el Traviesas, si preguntas en Turkia te dirán que el Liceo. ¿Qué pasó realmente para que 20 años después no nos pongamos de acuerdo? Recordemos los hechos.


En la generación del 1975, tres equipos se disputaban las ligas gallegas: el Liceo (que realmente fue quien las ganó casi todas), el Dominicos y el Traviesas. Repasemos quienes formaban cada uno de los equipos:

Al Liceo Caixa Galicia lo entrenaba Raul y en ese equipo jugaban Diego de Santiago, Jacobo Castellanos y los de primer año Diego Dono, Marcos Rey, Queiruga, Jorge Suarez… Eran el equipo mimado del Liceo y años después muchos de ellos jugaron en OK Liga.

El Dominicos tenía como jugadores más destacados a Esteban y a la muñeca de Luis Togores.

El Traviesas era un equipo surgido de la nada que defendían en cuadro y corrían como pollos sin cabeza desde que empezaba el partido hasta que se acababa.

El Liceo había quedado campeón y el Traviesas subcampeón de alevines, infantiles y juveniles. La lógica dictaba que en juniors pasaría lo mismo pero ese año el Liceo jugaba además de la Liga junior en primera Nacional y lo que a priori era una ventaja (jugar todas las semanas con un ritmo brutal) igual se convertía en una desventaja.

El caso es que como siempre se llegó a final de liga con el Liceo en cabeza y Dominicos y Traviesas peleando por el segundo puesto que daba derecho a jugar el sector. El último fin de semana se jugaban el sábado por la tarde Liceo-Traviesas y el domingo por la mañana un Dominicos-Traviesas. El Liceo era virtual campeón de Liga porque había ganado el jueves al Dominicos. El Traviesas tenía un maratón de partidos puesto que tenía uno aplazado contra el Xuntanza. En principio las cuentas en Vigo eran bastante claras: les valía con ganarle al Xuntanza y posteriormente al Dominicos para quedar de segundo. Ese fin de semana en Vigo se jugó el sábado por la mañana el partido “fácil” de los tres del fin de semana. Ganó el Traviesas 5-4, de casualidad y pasando las de Caín. Al finalizar el partido se decidió que ese mismo sábado para jugar contra el Liceo viajaban solamente 5 jugadores y 2 porteros, reservando gente para el partido importante del fin de semana que sería el domingo en la catedral del hockey gallego. El plan del Traviesas era claro, cuadro cerrado y no cansarse mucho, que bastante cansados estaban del partido de la mañana y aún quedaba lo peor por llegar.

A los pocos minutos de empezar el partido una bola colgada al área del Liceo y remate de aire (en Vigo le llamamos el gol del pateiro), 0-1 para el Traviesas y gritos desde la valla de Pucho (entrenador del Traviesas) a sus jugadores para que no corrieran. El partido se tornó épico cundo el gran Varela expulsó –justamente, hay que reconocerlo- a un jugador del Traviesas quedándose el equipo sin cambios. Las desgracias nunca vienen solas así que minutos más tarde a un jugador del Traviesas le da una taquicardia y a defender en triángulo unos minutos. Al final hubo justicia para los pobres y ese 19 de Marzo del año 1994, el Traviesas le ganó al Liceo 4-5 en el pabellón de Monte Alto.

Y ganarle al Liceo no daba el pase para el sector, puesto hacía falta por lo menos un punto en la catedral. Ese domingo antes de empezar el partido nos enteramos que el Dominicos había protestado el partido que había jugado contra el Liceo por alineación indebida (creo que no me equivoco si digo que la alineación indebida era de Hugo Sobral). Nos decían (y de la gente del Dominicos te puedes fiar que tienen buenos abogados entre sus exjugadores), que el partido se lo iban a dar por ganado a Dominicos.

Antes de empezar el partido el Liceo era virtual campeón de Liga (a la espera del recurso) y el Traviesas tenía 2 puntos más que Dominicos. Si el partido se lo daban por perdido al Liceo la clasificación seguiría liderada por el Liceo pero con Dominicos y Traviesas empatados a puntos. En el partido de ida en Vigo había ganado el Traviesas, así que a los vigueses les valía el empate para alcanzar el subcampeonato y meterse en el sector.

Partidazo en la catedral y después de un partido duro y bronco el resultado final fue de empate a 5 puntos. La clasificación sin tener en cuenta el recurso del protesto dejó al Liceo como ganador, al Traviesas a 3 puntos y al Dominicos como tercer clasificado. Se jugaron los sectores y al Campeonato de España celebrado en La Coruña se clasificó solamente el Traviesas como representante gallego (al Liceo lo eliminó en el sector el Mieres de Nacho Suarez y Esteban Guerra).

Meses después el comité resolvió que la alineación era indebida y al Liceo se le castigaba con 2 puntos de sanción. Eso cambiaba las cosas, el Traviesas acaba la liga con un punto más que el Liceo. En el anuario de la federación gallega de patinaje aparece en una esquina como campeón regional junior el Traviesas…aún así si preguntas en Coruña dicen que la Liga la ganó el Liceo y si preguntas en Vigo dicen que la ganó el Traviesas.

Un fuerte stickazo a todos, pero sobre todo a los futboleros!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa, es más divertido.