miércoles, 11 de diciembre de 2013

¿Por qué era tan bueno... Dani Freire?

Cada deporte tiene un dorsal mítico, en hockey sin duda es el 6. En mi época muchos chavales jugaban con el 6 por Martinazzo, yo lo escogí por Celso, y otros por el gran Dani Freire…

Camiseta original con la que Dani se proclamó Campeón de España
Si hay algo que nos emociona en Stickazo es poder homenajear y recordar a personas de nuestro hockey, algunas de ellas que ya no están como nuestro añorado, admirado y querido Daniel Freire. Dani fue para nosotros el mejor defensa del hockey base gallego de los últimos 30 años. Un jugador distinto, un súper clase. No se nos ocurría nadie mejor para homenajearlo que Tito Torres, su mayor admirador y que en su prólogo nos hace un acercamiento maravilloso a la figura de Dani. Por otro lado a Arcadiño Gª Tizón que fue su aprendiz más aventajado y su hermano Bolo, inseparable compañero de Dani en el hockey y en la vida, que desde el corazón nos recuerdan al gran Dani Freire, su compañero y hermano.

Agradecemos muchísimo a los 3 sus palabras, pero en especial a Bolo porque sabemos lo difícil que fue para él… Dani eres muy grande, siempre estarás en nuestro recuerdo y en nuestro quinteto ideal!!




Dani Freire, con mucho cariño por Tito Torres

Recuerdo que en mi colegio te apuntabas a deportes cuando cumplías seis años e ibas pasando en grupos, cada mes en un deporte: judo, basket, voleibol... Hasta que un mes cualquiera llegamos por fin a ese pequeño rincón esquinado y enrejado del colegio. 

Era una pista amarilla de cemento pulido, estilo lija mortal, donde cada vez que caías se hacía rico el de Rolling, porque allá iban las rodilleras, o la camiseta, la punta de la bota... Si te caías además sangrabas, era un hecho. La valla eran un buen bloque de hormigón, no hace falta detallar más y las verjas al principio eran como las de las canchas de tenis, las verdes de toda la vida y luego pasaron al estilo presing catch, bien duras! El entrenador que te esperaba allí dentro era realmente 'el malo', al menos desde el punto de vista de un enano de seis años (desde luego peor que el de voleibol o basket), un tipo de bigote llamado Campos que nos decía a grito pelado: 'el que no se sepa atar los patines no entra a la pista!' No sabéis lo que 'chollaron' los pocos amigos que sabían atar los patines el primer día, que por cierto te los prestaban en la actividad... qué tiempos! Supongo que por todos estos ingredientes muchos no siguieron en hockey, pero por alguna extraña razón, la misma que sólo entenderéis quienes estáis leyendo esto, me quedé completamente enganchado a este juego que se practicaba en esa pequeña pista de tortura! Mi padre me compró unas Matollo, una plancha SKATER, unas ruedas que en mi vida y... a jugar!!!

Aquella mítica pista la tiraron y construyeron otra. No sabían lo que hacían, no sabían que allí era donde había jugado Dani Freire, mi ídolo y el de tantos enanos como yo que nunca volvimos a ver a nadie jugar al hockey tan bien como aquel 'mayor' tan alto de mi cole, el mejor 6 que he visto en mi vida!

Y es que la primera vez que me puse la camiseta del equipo no entendía como estaba el diez libre, y lo pillé! Hasta que vi un partido del mejor equipo de mi cole, el de Dani y Bolo. Bolo era el mejor delantero del cole, zurdo y fuerte, las metía todas con aquel arrastre escupido corto, pero también era el equipo de Javi, el tío que más fuerte chutaba de pala, al que solo Abel se las paraba, el primer portero que me enseñó que para ser bueno tenía que estar loco! Recuerdo a Campos, si el gran y mítico entrenador que con los años dejó de ser el 'más malo', no porque mejorase su carácter, si no porque llegaron otros peores: véase el gran Celso, que te tiraba a dar si te apartabas de la bola en un partido, el mítico Cancela, que nadie sabe lo que es intensidad hasta que le ve entrenando, o Avecilla que ya tuvo su momentazo con el articulazo de Edu. Pues eso, recuerdo a Campos retando a sus jugadores a ver quien era el primero en marcar mientras Abel terminaba la ronda imbatido y sangrando por el codo, como cada vez que se tiraba en esa pista amarilla que os contaba! 

Pero recuerdo sobre todo por qué escogí el 6, porque era el número de Dani Freire! Qué jugadorazo! Era alto, extremadamente elegante y técnico. Jugaba de defensa, pero en realidad era un atacante. Recuerdo que me quedaba hipnotizado viéndolo entrenar, como patinaba cruzando pierna con elegancia. Arrastraba como se arrastraba antes, con una técnica increíble y tenía una imaginación que se notaba lo bien que lo pasaba jugando. Cada vez que teníamos la suerte de que tuviesen partido después de nosotros, pedíamos a nuestros padres que por favor nos dejasen quedarnos a verlos. Eran además los tiempos en que empezábamos a jugar, si esos de perder 21-0 contra los mayores del liceo de Carlos Díaz y su chut de pala, el ricitos de oro y Josep, o contra el Tanque de Órdenes, a ver si adivináis quien era, que hacía que prefirieses el castigo de Celso de poner a todos los compañeros a chutarte a dar que ponerte delante de su chut de cuchara, los tiempos donde empezaban nuestros duelos generacionales contra un tío muy loco y muy bueno que era pelirrojo y de mi edad que jugaba en Dominicos y la levantaba de pala!

Pues en aquellos tiempos donde nos palizaban, unos de mi cole, el equipo de Dani y Bolo eran absolutamente invencibles. Le ganaban a todos, al Liceo Caixa, a los portugueses en la liga Miño-Galaica aunque marcasen gol a la portuguesa, es decir, mientras ellos estaban recibiendo instrucciones en el tiempo muerto y los 'portus' sacaban y metían a puerta vacía; a los asturianos en el torneo de Grado...

Recuerdo ver a Dani en el colegio, lo saludaba y él siempre se paraba con nosotros, aunque fuésemos unos enanos (esto antes tenía mucho valor porque los mayores en el cole no solían ser muy enrollados, si no te 'furaban' el balón ya era la hostia) todos lo idolatrábamos! Recuerdo como nos ilusionó intentando convencer al padre Castro para que fuésemos con ellos en el autobús a Grado a verlos en el campeonato de España, aquel que históricamente ganaron, claro eran invencibles, creo que frente a Mario Cuervo y Estanis... Hasta hoy el único campeonato de España de mi colegio, entrenando en una pista al aire libre en Galicia!!!

Dice la leyenda que lo quiso fichar el Liceo, pero él siempre dijo que quería jugar con sus amigos en el cole, de hecho jugó hasta COU, después se fue a estudiar derecho a Madrid. 

Recuerdo ya mayor, en mi primer sector infantil en Raspeig, que alegría me llevé cuando lo vi con el Coslada. Se había medio retirado del hockey porque estaba centrado en los estudios, al parecer era muy bueno en eso también. Recuerdo ver todos los partidos con la misma ilusión que cuando tenía 7 u 8 años, los de mi equipo no entendían que aquel era el mejor jugador del mundo, y recuerdo perfectamente un jugadón que hizo picando la bola que se estrelló en el larguero. Como aquella vez que un portugués le presionaba en defensa individual, y él como un torero arranca y frena en media pista, una vez, arranca y frena otra, el portugés le mira, lo hace una vez más y a la cuarta se pira picando y bajando la bola en media pista mandando al tipo a un recado! Recuerdo como en aquel sector, antes de irnos en el autobús, me vino corriendo a dar una camiseta del Coslada que recibí como un tesoro! Creo que fue la última vez que nos vimos...

No recuerdo porque no fui a su entierro, no estoy seguro si fue porque no me enteré a tiempo o porque tristemente no estaba acostumbrado como lo estoy ahora a que estas cosas pasan y tienen sus rituales puntuales... Me contaron que estaba abarrotado de gente, como cuando se van las grandes personas... Lo que estoy seguro, es que nunca más se vuelve a tener un ídolo como cuando tienes 7 u 8 años, y menuda suerte tuve yo con el mío, que pena que no haya podido verlo jugar mi hermano!

A lo mejor si sabían porque tiraron aquella pista de mi cole, a lo mejor por la pena tan grande que daba saber que no podría aparecer cualquier día Dani a ponerse los patines, como lo hacía mientras yo estaba en clase de mates, y venía de Madrid cuando lo había dejado ya, y yo lo veía desde mi ventana patinar como él sólo lo hacía, para entrenar un rato más tarde y hacer magia, con la gente del cole que estuviera apuntada a hockey. Qué reconfortante era evadirme sabiendo que por mucho que entrenara nunca podría igualar esa elegancia que él tenía!! 

Por si acaso, cada día que juego aún ahora, siempre me pongo el 6! Es mi pequeña forma de homenajearle!

Un abrazo y gracias por ilusionarme Dani!

Con mucho cariño,

Tito, un humilde y orgulloso 6 de Sta María


¿Por qué era tan bueno Dani Freire? Por Bolo y Arcadio García Tizón

La respuesta es fácil, porque amaba este deporte como quién ama a su mujer los primeros dos años…


Aunque la respuesta sea sencilla, el artículo no lo es tanto. Nos ha costado ponernos a escribirlo. Por diferentes motivos. A Arcadio por ser un tema inabarcable; a Bolo porque le cuesta remover ciertos recuerdos. Es como si encuentras esa caja donde has puesto “mis cosas” hace 15 años y te pones a vaciarla cuidadosamente sintiendo cada objeto como la primera vez. Pero con el amargo regusto que deja saber que no volverá. Aunque Bolo se acuerda de él cada día. Y la misma sensación que tiene nuestra madre cuando escucha la Salve Marinera, la tiene él al escuchar With or Without you o el Sunday Bloody Sunday. Lo que le cuesta es enseñar esos recuerdos.

Dani Freire era una persona increíble. Dentro y fuera de la pista. Todos recordamos a Dani siempre con sus padres en el Palacio de los Deportes viendo, o mejor, analizando al glorioso Liceo. Frunciendo el ceño en cada movimiento de Martinazzo, como quien toma nota mental para entrenarlo al día siguiente. Eso hacía. Lo repetía y lo repetía hasta que conseguía acercarse lo máximo posible dentro de sus posibilidades; porque él si sabía su límite y eso lo hacía aún mejor.

En la pista, muchos de los que lo han visto jugar, incluidos rivales y compañeros; coinciden en que era el mejor de su generación. Mencionaríamos a Jacobo Rodríguez-Losada, a Dani Silva, César y Alfonso o Luis Togores como enormes competidores y grandísimos amigos. Generación que vivía el Palacio de los Deportes lleno día tras día. Una ciudad que respiraba hockey. Esa locura que recordamos ahora del Super Depor, se vivía con este deporte. Todos los niños de la provincia jugaban al hockey. Tiempos dorados. Destacar entre todos, tiene mucho más valor...

 Una visión de juego por encima de lo normal, una capacidad de pase brutal, regate, técnica de patín, fuerza y tiro. Tan bueno en defensa como en ataque. Y, sobretodo, un jugador de equipo, capaz de hacer mejor a sus compañeros, hasta convertir en campeón de España a un equipo de colegio; pero a la vez con la capacidad de resolver un partido.

Tenía una enorme capacidad de sacrificio. Constancia y esfuerzo en cada entreno. Disciplina propia. Era un lider natural. Sin demandarlo, con su ejemplo exigía lo mismo al equipo. La generosidad en su entrega y en su juego condicionaba la entrega del resto.

Dani era extremadamente elegante, por la plasticidad de sus movimientos y por la exquisita deportividad. Nunca dio un mal palo (y eso que antes era un deporte de hombres.... que no todo era falta, y por supuesto, no nos las contaban).

Dani Freire era inmenso y cualquier post, artículo, mención y homenaje se quedará pequeño. Pero su recuerdo vivirá siempre entre los que disfrutamos del auténtico lujo de conocerlo.

Un fuerte stickazo a los tres... pero especialmente a Dani Freire... el stickazo más fuerte hasta hoy va para él. 

24 comentarios:

  1. Impresionante. Sin palabras.
    A mi me pilló algo pequeño como para recordar anécdotas pero no me olvido de admirar a un tío altísimo que arrasaba por la pista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jaime!!! Siempre al pie del cañón!

      Eliminar
  2. Yo no me pude emocionar más con un artículo de Stickazo... me toca por varios sitios y creo que es un recuerdo impresionante... Gracias a Tito, Arcadio y Bolo por compartirlo. Sé que es difícil pero por eso se valora más.

    Que pena que casi nada sea como antes... o a lo mejor hay que esperar a que pase el tiempo para ver las cosas con perspectiva...

    ResponderEliminar
  3. Menudo pedazo de artículo...
    Muchas cosas de las de antes ahora serían consideradas locuras pero solamente los que lo hemos vivido así sabemos que fue una semilla para una buena siembra y se adquirían valores.

    Un artículo muy emotivo y muy muy bueno!!!
    Gran artículo, de los que merecen la pena leer.

    ResponderEliminar
  4. Menudo pedazo de artículo...
    Muchas cosas de las de antes ahora serían consideradas locuras pero solamente los que lo hemos vivido así sabemos que fue una semilla para una buena siembra y se adquirían valores.

    Un artículo muy emotivo y muy muy bueno!!!
    Gran artículo, de los que merecen la pena leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edu!!! No puede ser mayor cumplido viniendo de quien viene...

      Un fuerte stickazo!!! Y a recuperarse y mineralizarseeeeeeeeeee!!!

      Eliminar
  5. No lo conoci,pero lo leido lo dice todo.que suerte estos amigos y que suerte para estos amigos
    Hoy hay un admirador mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Santiago... con este post somos muchos los admiradores de Dani!

      Un fuerte stickazo!

      Eliminar
  6. Yo no le vi jugar, pero me gusta el articulo y recordar esas historias de pequeño

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por escribir este post, me habéis dado una alegría enorme. Dani se merece un recuerdo como este.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por escribir este post, me habéis dado una alegría enorme. Dani se merece un recuerdo como este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier! Nada nos puede gustar más que el hecho de que haya calado tanto el post.

      Un fuerte stickazo!

      Eliminar
  9. Muy bueno chavales, Dani siempre en el recuerdo. Un detalle insignificante en el grueso del texto, no estudiaba medicina, estudiaba derecho. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angel... corregido!

      Gracias por tu comentario ;) Nos ha molado mucho publicarlo... de hecho nos costará publicar el siguiente...

      Eliminar
  10. Me ha encantado leer este artículo, qué emotivo! Es realmente bonito ver la huella que Dani dejó en las siguientes generaciones...
    Gracias Tito, Bolo y Arcadio por esas palabras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Román... completamente de acuerdo! Yo (Azo) no lo vi jugar ni lo conocí, pero me han transmitido tanto con este artículo que me parece haberlo disfrutado...

      Eliminar
    2. gracias Maná!!! Dani era pura magia asi lo recordaremos...yo (Stick) jugué, o al menos lo intenté, muchísimas veces contra él y los trucos q hacia eran increibles...un fuerte stickazo!!!

      Eliminar
  11. Vaya pedazo de artículo, me ha encantado, de verdad.

    Dani era mi primo y también padrino y falleció cuando yo contaba con poco más de 10 años. Nunca lo he visto jugar, pero la foto del equipo
    campeón y la suya dedicada y firmada siguen y seguirán en mi habitación. Siempre me han servido de motivación cuando los miraba. No podía estar más orgulloso de él.

    La verdad es que me hubiese gustado mucho haberle visto jugar, por eso me preguntaba si habría algún vídeo por ahí perdido.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose eres realmente un afortunado con el padrino q te tocó...yo disfruté y sufrí muchísimo su hockey cd nos efrentabamos, era la elegancia personificada. De como era como persona no te cuento nada que tu ya no sepas...es para que te sientas orgullosisimo!!!

      muchas gracias y un fuerte stickazo!!!

      Eliminar
  12. Buff , que recuerdos, yo forme parte de este equipo durante unas cuantas temporadas, y la verdad es que Dani fue uno de los jugadores mas elegantes del Hockey Nacional. Muchas gracias por escribir este articulo.

    ResponderEliminar
  13. Buff, que recuerdos, yo forme parte de ese equipo durante varias temporadas y Dani fue uno de los jugadores mas elegantes del hockey Nacional durante muchos años, para mi, igual que para muchos otros de nuestra generacion fue una suerte poder disfrutar y aprender de su estilo de juego. Muchas Gracias por escribir este articulo.

    ResponderEliminar
  14. Gran jugador de una cantera espectacular. Aportando siempre hockey con mucha clase y siendo tremendamente deportivo en unos años de muchísima rivalidad entre los clubes. Muy buen homenaje!

    ResponderEliminar
  15. Mi plan favorito en vacaciones era ir a verlos jugar... Bolo y Dani eran mis ídolos, recuerdo los nervios en las gradas, los gritos a los árbitros, lo bien que lo pasaban jugando y lo bien que nos lo hacían pasar a los demás! Precioso homenaje a Dani

    ResponderEliminar
  16. Se me ponen los pelos de punta leyendo este articulo. Estoy totalmente de acuerdo con lo publicado y se me vienen muchisimos recuerdos a la cabeza,desde el primer sector de españa ,jugado en alberique,nos el grado de tony sanchez,con 7-8 años hasta los 16 que me fui del colegio. Eramos una gran familia como decia bolo,tanto dentro como afuera.Un articulo enorme enhorabuena.DANI se merece eso y mucho mas.....yo creo que el colegio podia haberle homenajeado con un torneo. Aprovecho para mandar recuerdos a: ABEL,JAVI,JOSE MARIA,LUIS RAMALLAL,BOLO, CARLOS RUIZ,GROBAS,FUCO,ROEL,ISIDRO,PEDRO Y .........SI ME OLVIDO DE ALGUNO DE ESA GENERACION PERDON.

    ResponderEliminar

Participa, es más divertido.